Solidaridad de la comunidad libanesa para con Mérida

Solidaridad de la comunidad libanesa para con Mérida

Por Rafael Gómez Chi

“No tenemos otra manera de salir adelante, si no es entre nosotros mismos, porque hemos tenido un año con muchas complicaciones, dificultades y retos”, destacó el alcalde de Mérida Renán Barrera Concha al recibir una donación de víveres, prendas y kits de protección sanitaria del Club Libanés y el Consulado del Líbano en Yucatán.

“Cuando hay dificultades en la vida hay dos opciones, tirar la toalla o trabajar el doble. Y si una comunidad ha sido reconocida por trabajar, ha sido la libanesa, que es ejemplo, que es inspiración parea muchos”, destacó el municipal en el evento realizado en el Salón Beirut del Club Libanés.

En presencia del presidente del Club, Sergio Abraham Rodríguez, y el cónsul honorario de Líbano, Ricardo Dájer Nahum, el Presidente Municipal de Mérida destacó que ambas organizaciones se dieron a la tarea de convocar a los miembros de la comunidad de ascendencia libanesa, para apoyar a la población tras los embates de los fenómenos meteorológicos de los fenómenos tropicales Gamma y Delta que afectaron la ciudad de Mérida.

En total se recibieron 1,200 despensas, media tonelada de prendas y 300 kits de protección sanitaria, que incluyen careta, cubre bocas y folleto informativo.

“Estoy seguro que muchos han sacado lo mejor de sí mismos, que hay mejores seres humanos, valoran más lo que tienen. Platicaba con vecinas de las comisarías que se inundaron, la tristeza de abuelos que no podían abrazar a sus nietos, que ustedes no pudieron ver la graduación de sus hijos, planes aplazados, muchas cosas que teníamos y se nos olvidaba que teníamos, por eso la comunidad libanesa es un gran ejemplo de lo que se puede lograr con los valores comunitarios que siempre han tenido”, resaltó

“Estoy sumamente orgulloso de poder representar a los ciudadanos de Mérida con todos trabajando por el bien común. No es lo mismo gobernar una ciudad con ciudadanos indiferentes, creo que Mérida se ha distinguido históricamente por eso”, añadió Barrera Concha.

Agradeció a Abraham Rodríguez por su entusiasmo, porque “siempre estás al frente, propositivo, con una respuesta, siempre cómo ayudamos, como aportamos el granito de arena, es de lo que hablo. Siempre tendremos muy en cuenta todo el apoyo que hemos tenido de la comunidad. La recaudación ayudará a miles de familias que lo perdieron todo, hay gente que no tiene ni casa, ni plantíos ni animales”.

Por su parte, Abraham Rodríguez destacó que este año ha sido de muchos desafíos, pues como sociedad al igual que el mundo, hemos experimentado los efectos adversos sanitarios y económicos de una pandemia voraz que ha cimbrado fuertemente a nuestra sociedad.

“Aunado a esta contingencia sanitaria nuestro estado y ciudad sufrieron diversos efectos graves metereológicos en un periodo corto de tiempo afectando aun mas la economía que ya venia mermada por una pandemia que todavía esta lejos de terminar”, recordó.

Dijo que la comunidad ha realizado diversas acciones desde finales de marzo de 2020, tales como una campaña de producción de pulseras hechas en Yucatán con el propósito de unir fuerzas para un doble beneficio; el 50% de la recaudación se destinó para apoyar el aislamiento y sustento de poblaciones vulnerables a través del trabajo digno en casa de artesanas yucatecas de El Cuyo, y el otro 50% se canalizó para apoyar a instituciones diversas.

Recordó que en conjunto con la Cruz Roja recaudaron fondos que permitieron llevar fardos de laminas a familias vulnerables en las localidades de Tecoh y Progreso. Además se donó una cantidad a  la Arquidiócesis de Yucatán y se apoyó a la Rectoría de Nuestra Señora del Líbano para el sustento de la iglesia en los cinco meses que la pandemia no les permitió oficiar misas.

Enumeró acciones que realizaron los comités de damas del Club Libanés con la entrega de tres mil kits en el Centro Histórico de Mérida y los municipios de Akil y Tekantó, con el objetivo de preservar la salud y continuar la reactivación económica. 

Agradeció a la comunidad porque en tres semanas se recaudaron, entre víveres, artículos de higiene y despensas cerca de cuatro mil kilos de diversos productos, ademas de 300 kits sanitarios para las necesidades que el ayuntamiento considere pertinente.

“Todos juntos debemos seguir formando una mejor sociedad, una sociedad cuya misión sea buscar el bien conjunto antes que el individual, una sociedad humana caracterizada por su calidez, positividad, proactividad que se aleje del egoísmo y la superficialidad que solo llevan a descomponer el tejido social, el gran reto es regresar a una sociedad humanizada que tenga como única misión el bienestar colectivo.