Patadas de ahogado de un grupo de burócratas en contra de su sindicato

Patadas de ahogado de un grupo de burócratas en contra de su sindicato

Un grupo de burócratas encabezados por Waldemar Pech intenta prolongar en el Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado la demanda contra la elección de Jervis García Vázquez como dirigente del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Poder Ejecutivo e Instituciones Descentralizadas de Yucatán.

Este jueves se realizó la audiencia alusiva a la demanda y excepciones, pruebas, alegatos y resolución en el Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado, en la que jurídicamente se demuestra la “improcedente, injusta y obscura demanda” interpuesta por Pech Gasque.

El asesor jurídico de este sujeto es el abogado Pedro Poot Medina, quien es trabajador del Servicio Nacional de Empleo, pero litiga en horas laborales.

Con tal de prolongar mediáticamente su lucha, este día “ampliaron” el contenido de su demanda. 

La representación jurídica sindical demostró puntualmente la falta de sustento legal de cada uno de los alegatos del grupito de inconformes, aunque éstos se aferran al espectáculo mediático en desesperado intento de llamar la atención.

Llama la atención la “lucha” de Waldemar Pech sobre todo porque el Gobierno del Estado trabaja de la mano con el STSPEIDY y su dirigente Jervis García Vázquez. No se explica por qué un disperso y cada vez más reducido grupo de trabajadores persiste en su afán de cuestionar la legalidad del proceso electivo realizado en febrero pasado. 

Desde marzo pasado, el gobierno de Mauricio Vila reconoció la personalidad jurídica de García Vázquez como líder sindical, luego de que éste recibiere la toma de nota correspondiente de parte del Tribunal de los Trabajadores al Servicio del Estado. 

Sin embargo, movidos por la ambición, un grupito de trabajadores encabezados por Waldemar Pech se enterca en pelear en tribunales la nulidad de dicho proceso electivo, aunque en su demanda inicial ni siquiera supo decir el nombre correcto del Sindicato al que pertenece.

Mientras miles de trabajadores del Gobierno del Estado se esmeran en el cumplimiento de sus funciones para responder a la delicada situación social y económica que se vive por la pandemia y los efectos de tormentas, el grupito de Valdemar Pech está entregado a la grilla sindical en horarios de trabajo. (Foto de archivo)