Barrenderas estallarían huelga en Celestún

Barrenderas estallarían huelga en Celestún

Acusan a Pontó de bajarles el sueldo y de llamarlas aviadoras. Ellas lo señalan de insensible a las necesidades del puerto

Por Rafael Gómez Chi

Celestún, Yucatán, 6 de octubre de 2021.- Empleadas del Ayuntamiento de Celestún emplazaron a la autoridad municipal a una huelga para las 10 de la mañana del 11 de octubre debido a que consideran que se han violado derechos adquiridos en el tema salarial, entre otros puntos.

Las integrantes de la Agrupación de Barrenderas del Municipio de Celestún llevaron a cabo un plantón esta mañana para señalar las violaciones a sus derechos de parte del alcalde José Ramírez Perera, alias Pontó, al que acusan de reducir los sueldos.

En un oficio que hicieron llegar a algunos medios de comunicación, explicaron que se incumplió el contrato colectivo inscrito en el Tribunal de los Trabajadores del Estado el pasado 29 de enero de este año.

Denuncian que hubo reducciones de salarios de 2,800 pesos a mil pesos para el coordinador del área y de mil a ochocientos pesos para las barrenderas, además de la falta de pago de “salarios caídos”.

Ramírez Perera, quien hace tres años perdió compitiendo por Movimiento Ciudadano y ahora ganó desde la trinchera de Acción Nacional, indicó que las arcas municipales no se encuentran en la mejor de sus finanzas, además de que denunció, sin ofrecer nombres, la existencia de “aviadores” en el Ayuntamiento.

El emplazamiento a huelga se acordó en las instalaciones de la delegación en Celestún de la Unión Nacional de Trabajadores de la Industria Alimenticia, Refresquera, Turística, Hotelera, Gastronómica y Similares el pasado 27 de septiembre.

“Nosotros tenemos un contrato con el Ayuntamiento y no quieren respetar el padrón, aseguran que tenemos aviadores, es decir, personas que no trabajan, pero si cobran y eso no es verdad, todos los que integramos esta agrupación tenemos funciones y las cumplimos, la autoridad no tiene ninguna prueba para hacer esas afirmaciones”, aseguró la delegada sindical Gabriela Mex Villanueva.

Consideró que el actuar de las autoridades en turno no ha sido correcto ni transparente, pues han intentado hacer que varios integrantes firmen su “baja voluntaria” por medio de engaños, especialmente para aquellos integrantes que no saben ni leer ni escribir, aprovechándose de su condición.

Además del plantón, entregaron un pliego petitorio en el que le notificaron al Ayuntamiento de Celestún que si no obtienen respuesta y la garantía de la continuidad del trabajo de nuestros integrantes, podría estallar la huelga el lunes 11 de octubre.

“Yo llevo 6 años trabajando y hace unos días vine a cobrar y en lugar de mi sueldo me dieron un papel que querían que yo firme, pero no me dejaban ni leerlo; luego de exigir ver que era, decía que era mi baja voluntaria, por lo que me negué a firmar”, indicó Jaquelín Muñoz, integrante del sindicato.

Refirieron que la Agrupación de Barrenderas tiene más de 20 años prestando un servicio “invaluable para la comunidad y la conservación del puerto”, pero que el actual alcalde panista se niega a reconocerlo.