Plantean castigo a quien induzca a un menor al tabaquismo

Plantean castigo a quien induzca a un menor al tabaquismo

La fracción priísta en el Congreso del Estado presenta una iniciativa para reformar el Código Penal en materia de corrupción de menores

Por Redacción

Mérida, Yucatán, 23 de noviembre de 2022.- La Fracción Legislativa de PRI presentó una iniciativa con el objetivo de reformar el Código Penal para que en el delito de corrupción de menores e incapaces se contemple con exactitud el consumo de tabaco, para que de esta manera se castigue a las personas que induzcan a las niñas, a los niños y adolescentes a consumir cigarrillos o sus derivados.

La diputada Karla Franco Blanco explicó que esta conducta no se encuentra claramente expresada en dicho Código actualmente, lo que puede provocar que la inducción al tabaquismo no se sancione.

“Las cifras del año 2020 de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición son graves, pues nos dice que el menor de edad inicia el consumo del cigarrillo a partir de los 13 años de edad, cuando en el año 2018 lo hacían a los 15 años. Esta situación se agrava aún más cuando los datos nos dicen que, en promedio, consumen un mínimo de 10 cigarros al día. La Comisión Nacional contra las Adicciones habla de que al menos 25 mil menores de edad ya son adictos”, abundó.

La legisladora del PRI recalcó que en Yucatán este fenómeno está presente en estudiantes de secundaria, en un 25.0% en hombres y en 14.5 en mujeres, mientras que a nivel país es de 23.8% y 17.7%, respectivamente. Es decir, la juventud yucateca fuma más que a nivel nacional.

Por tal razón, con su reforma, Karla Franco busca que quienes fomentan el consumo de tabaco al menor de edad, le sean aplicadas las sanciones del artículo 208 fracción III del Código Penal por corrupción de menores e incapaces, las cuales van de los 5 a los 10 años de prisión y de 100 a 500 días multa. Y para el caso de que se produzca la habitualidad, es decir, una tendencia a la adicción, se impondrá una pena de 7 a 12 años y de 300 a 500 días multa.

“Ya no podemos justificar o ignorar que muchas veces el consumo de cigarrillos se tolera incluso con consentimiento de la familia o amigos que conforman el núcleo cercano al menor de edad. No podemos dejar espacio para la impunidad”, sostuvo.