La mano del PRI detrás de la revocación de mandato en Yucatán

La mano del PRI detrás de la revocación de mandato en Yucatán

La limitada capacitad política y operativa de los dirigentes de Morena en la Entidad los hizo recurrir a Presidentes Municipales del PRI y otros actores identificados con el tricolor para la movilización del domingo 10 de abril. AMLO está informado de todo ello

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 18 de abril de 2022.- A ocho días de la consulta para la revocación de mandato del pasado domingo 10 hay datos para tener en cuenta, sobre todo por el resultado obtenido en nuestro estado en respaldo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, debido a la importancia que tiene activar, movilizar y propiciar que 337,959 personas hayan acudido a las urnas.

En primera instancia porque dicha cifra no es creíble tomando en cuenta la consabida falta de liderazgo, estructura y capacidad operativa del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Yucatán, así como la falta de capacidad política y de movilización de los actores políticos yucatecos identificados con la 4T.

Hacemos el análisis y ofrecemos la realidad de los hechos una semana después para evitar que el calor político desvíe la frialdad que requiere una publicación de este tipo.

Primero que nada, el mismísimo Secretario de Gobernación, Adán Augusto López, y el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, estuvieron en Yucatán días anteriores a la realización de la consulta para llamar al orden a los “morenistas” y “simpatizantes” de la 4T yucatecos para trabajar coordinada y eficazmente para cumplir la meta establecida de movilización.

Hasta aquí todo parecería normal desde la lógica política. Sin embargo y a pesar de la directa y categórica intervención del Secretario de Gobernación los “morenistas” locales nada más no dieron el ancho. Su limitada capacidad política y operativa los hizo recurrir a solicitar el “apoyo” de presidentes municipales del PRI y de actores políticos locales vinculados al PRI que tienen presencia y estructuras políticas propias en Mérida y otros municipios de importancia electoral.

Esta táctica, que puede considerarse desesperada, no les resultó favorable a los “bisoños” operadores de la 4T pues el colmillo y experiencia de los presidentes municipales y los actores políticos mencionados, hizo que se encargaran de enterar de su respaldo a favor del Presidente a personajes cercanos al Secretario de Gobernación y del Presidente de Morena para que no se “levantaran el cuello” sus supuestos operadores locales.

En la movilización de apoyo a la consulta fue notoria la participación de personajes como el exdiputado local Wilberth “Wilo” Buenfil, el exdiputado y ex-presidente municipal de Tekax, Fernando Romero Avila, cercanos a Mauricio Sahuí Rivero, así como los Presidentes Municipales de Tecoh, Motul, entre otros.

Además destacaron en la movilización del domingo pasado personajes como el ex diputado Bayardo Ojeda; el ex candidato a presidente municipal de Kanasín, Carlos Moreno; el presidente de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) en Yucatan, José Peniche Marenco, los cuales simpatizan con el Presidente López Obrador pero no comulgan con las formas de la dirigencia local de Morena.

Llamó la atención que en las primeras horas de la jornada electoral del domingo pasado, cuando deberían de estar arrancando las acciones operativas de la movilización, varios personajes “importantes” y “comprometidos” con la 4T se mostraron y presumieron a través de fotos en redes sociales estar juntos… pero desayunando alegre y cómodamente en un elegante restaurante de comida yucateca.

El Presidente presumió el lunes 11 de abril en la “mañanera” el apoyo de Yucatán hacia su persona. Muchos se fueron con la “finta”, incluso en redes sociales varios simpatizantes legítimos de la 4T consideraron lo del domingo como un triunfo, un buen avance hacia el 2024, pero la participación de los priístas, a los que no debe darse por muertos, los amarra a un curioso destino para el 2024. Como dijo el nazareno, el que tenga oídos que oiga…