Experiencias y esperanzas pandémicas

Experiencias y esperanzas pandémicas

Un recuento que pasa por la amarga experiencia del Ómicron y la esperanza nunca perdida de salir adelante

Por Wendy Ramírez

Mérida, Yucatán, 15 de enero de 2022.- Después de unas semanas en casa por la variante Ómicron hoy tengo la dicha, la oportunidad, de volver a retomar mis proyectos. La vida sigue. Empecemos este año nuevo con la mejor sonrisa, con los mejores pensamientos y arropada con los amigos que me aprecian de verdad… Estas son las palabras de la mayoría de los yucatecos, de las yucatecas. Somos personas con ánimo de superación personal, amamos la vida y somos inquebrantables.

En nuestro estado se mantendrá el Semáforo Epidemiológico color amarillo desde el 14 de enero, por lo que continúan las mismas medidas sanitarias y se aplazaron los eventos masivos hasta el 15 de febrero.

Han pasado 2 semanas desde que inició el 2022 y sólo he escuchado a varios amigos que les dio esta gripe como si fuera un resfriado. Están nfermos en sus hogares, confinados al dar positivo al Covid. Es verdad que no se han tenido síntomas muy fuertes; sin embargo, debemos mantener las medidas sanitarias y en caso de tener contacto con un caso positivo, se recomienda hacerse una prueba, aislarse por 10 días según las instancias de salud. Ocho de cada 10 amigos míos han caído y ahora están fuera de circulación.

De la misma manera he leído en las redes sociales y escuché audios que se reenviaban en los que se “daba a conocer” a la población el cierre de varios lugares, incluso hasta se hablaba de una probable “ley seca”. Y enseguida empezaron los comentarios en contra del gobierno del estado, que está mal, que “no comeremos”, que “es nuestro sustento” y demás. Pero creo que debemos tener empatía, debemos pensar en esas personas que en estos momentos tienen esos síntomas que no son nada agradables. La vida es una y si nos cuidamos volveremos a nuestros centros de trabajo sanos y salvos.

nature summer garden grass
Photo by _fg75 on Pexels.com

Estoy de acuerdo con que las gobernanzas y las políticas públicas deben ser aplicadas en momentos cruciales para aminorar las afectaciones del virus. Y en ese sentido creo que estuvo bien el que se haya cambiado el semáforo, aunque se tardó en hacerlo la Secretaría de Salud en Yucatán.

Sabemos también que la salud depende de cada uno de nosotros. Por ello destaco una vez más la importancia de reforzar las tres medidas preventivas fundamentales: el uso correcto del cubrebocas en lugares públicos, lavado o sanitización constante de manos y sana distancia, “pues todo ello permite reducir el contagio del virus SARS-Cov-2”. ¡No bajemos la guardia!

Les invito para que, sociedad y gobierno, caminemos juntos para salir avante en todos las problemáticas sociales que nos aquejan. Somos una familia y como tal Yucatán debe seguir dando el ejemplo de gente aplicada en todo el país.

Hoy es un nuevo día. Vamos con todo, con nuestros deseos para este 2022. Estoy completamente segura que Dios Nuestro Señor día a día nos cobija y nos dirige al camino correcto. Vamos con toda la actitud y perdonemos a todos aquellos que nos hicieron sentir mal en algún momento. El pasado ya fue. Trascendamos a la quinta dimensión, estamos a un paso de entrar al mundo cuántico, tengamos el conocimiento para llevarlo a cabo.

Todos somos estrellas estelares y con fe y valor salgamos a conquistar nuestro mundo, así pronto viviremos en un planeta sano y lleno de amor.