Cierra el Macay en tanto resuelve sus problemas de financiamiento

Cierra el Macay en tanto resuelve sus problemas de financiamiento

El director señala que no se trata de una ruptura, sino de un «cierre simbólico». Ninguna misiva al Gobierno de México fue respondida

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 28 de julio de 2021.- El Museo de Arte Contemporáneo Ateneo de Yucatán (Macay) cerró sus puertas temporalmente en lo que esperan resolver sus problemas económicos derivados de la ausencia de presupuesto para su operación.

El director del Macay, Rafael Pérez y Pérez, informó que la Secretaría de la Cultura y las Artes de Yucatán le notificó la tarde de ayer martes que el presupuesto para esa institución se encontraba en ceros.

Asimismo, dio a conocer que envió dos cartas a la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Fraustro Guerrero, para exponerle la situación crítica de la institución y ninguna de las misivas fue respondida.

“Se trata de un cierre simbólico hasta analizar y buscar un camino que le permita estar trabajando en pro de la ciudadanía yucateca”, dijo luego de leer una carta en la que señaló el “incumplimiento del convenio que data de noviembre de 1993 en el que el Gobierno del Estado se compromete a proporcionar los recursos necesarios para sufragar mantenimiento, conservación del inmueble y a proporcionar recursos para operación y administración”.

Hizo un llamado al Gobierno “a propiciar el apoyo como estrategia de solidaridad a la comunidad cultural que se ve afectada y a cumplir con el convenio mencionado”.

—Solicitamos a la ciudadanía que se una a la defensa de los derechos derivados del acceso a la cultura, hacemos un llamamiento al Gobierno Federal, a Sedeculta federal, a la Comisión de los Derechos Humanos, a legisladores locales y federales, dado que no sólo es el cierre de un espacio, sino de un culturicidio contra la sociedad.

—Seguimos en la lucha de los derechos humanos. Esta es una pausa hasta ver qué sucede —dijo y relató que antes de la actual administración tuvo 16 millones de presupuesto, luego bajó a 9 millones y después a 4 millones el año pasado “y ayer de manera informal y nada correcta a las seis de la tarde la administradora de Sedeculta dijo que había cero pesos”.

Pérez y Pérez dijo que “no se trata ni de generar enconos ni sentido de malestar” y que no hay un rompimiento en definitivo, “hay desacuerdos, que pueden terminar siendo replanteamientos beneficiosos”.

—Hoy, 28 de julio, creo que se abre un espacio de reflexión para toda la ciudadanía y particularmente para la comunidad artística y las instituciones culturales, tanto locales como nacionales. Cerrar una institución no debe ser nunca capricho —dijo.

Dijo que no se trata de denunciar por denunciar, “sino entrar a la reflexión como parte de la comunidad de que quienes nos representan, de que un acto se convierte en consecuencia”.

Afirmó que la burocracia de la Sedeculta es lo que dio al traste con el financiamiento y cuando un reportero le preguntó por qué el Macay nunca tuvo autogestión financiera respondió que esa no fue la figura que se le dio en sus inicios hace 28 años.