Tener un gato podría volvernos mejores emprendedores

Tener un gato podría volvernos mejores emprendedores

¿Será?

Por Johana Cruz Reyes

Mérida, Yucatán, a 31 de mayo de 2021.- Uno de los aprendizajes que deja tener un gato es a no darse por vencido fácilmente. Y cuando digo no darse por vencido significa insistir e insistir hasta obtener lo que realmente necesitas.

Con tan solo rozar su dulce carita entre tus manos o piernas, maullar de distinta forma cuando realmente desea algo, o simplemente que lo acaricies, suele ser una de las tácticas que tienen los felinos para que los humanos descifremos que es lo que necesitan.

Muchos obstáculos nos encontramos en la vida. Una de las decisiones más complicadas es cuando nos subimos a ese barco llamado emprendimiento. 

Vale la pena recordar que de acuerdo a un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Colorado (CU) se ha descubierto que los gatos liberan una bacteria llamada Toxoplasma Gondii y aquellas personas que son alcanzadas por dicho parásito ‘son más proclives a tener un espíritu empresarial y a ser emprendedoras’.

Sobre cómo un parásito puede impulsar a alguien hacia los negocios, Stefanie K. Johnson, también profesora en CU y autora de la investigación, señala que el T. Gondii reduce el “miedo racional” y por eso se reduce el “temor al fracaso”.

Un gato es independiente, flexible y ágil, con un instinto cautivador muy parecido a cómo quisiéramos ser cuando nos acercamos a un cliente potencial, además, son dones que necesitamos en los negocios durante estos tiempos tan difíciles.

WhatsApp Image 2021-05-31 at 15.54.54

Un gato casi siempre quiere que le prestes toda la atención del mundo. Parecido con la realidad es mera coincidencia. La lección que deja esta actitud relacionada con el emprendimiento es que hay que implementar estrategias, evolucionar, actualizarse en contenidos que le interese a la gente para así lograr obtener toda su atención. 

Estos tiempos que corren son tan versátiles y hostiles que suponen un constante reto, una vez que consigues poco a poco construir un negocio viene las fases de innovar y ser competitivos en el tiempo. 

Del comportamiento de los gatos podemos aprender lo siguiente: 

Aplicar las mejores técnicas para que la información llegue al cliente de manera potencial y de forma atractiva. 

Mostrar con empeño los beneficios que la marca, producto o servicio podría aportar

Organizar y planificar el interés del sector al que deseamos llegar.

Identificar aquello que diferencia a tu producto a pesar de que ya exista en el mercado.  

Tratar de conocer las expectativas del cliente

Después de esto también se aprende que cuando tienes toda la atención de tu cliente, es vital no abandonarla sino más bien atenderla y no descuidarla. 

El emprendimiento constituye una serie de técnicas que se van descubriendo durante el camino, intentando salir adelante usando creatividad, ideas y motivación para poner en marcha una empresa que nos permita ser independiente.

Todos buscamos y anhelamos conseguir el éxito, para ello hay que esforzarse y superarnos cada día, les comparto una frase que en lo personal me ha gustado es de Napoleon Hill: Puedes llegar a ser lo que quieras, si solo lo crees con la convicción suficiente y actúas en concordancia con tu fe; porque cualquier cosa que la mente pueda concebir y creer será algo que la mente pueda lograr.