El alcalde de Mérida anuncia modernización del paso deprimido. Destaca participación ciudadana en ello

El alcalde de Mérida anuncia modernización del paso deprimido. Destaca participación ciudadana en ello

Por Rafael Gómez Chi

El alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha, dio a conocer la modernización de la Glorieta de la Paz, popularmente llamada “paso deprimido” al instruir a la Dirección de Obras Públicas a conformar el proyecto de rescate de la obra mediante la ejecución de la propuesta de “Elevar el nivel de los carriles inferiores y conservar los carriles superiores, adecuando los accesos de los vehículos a la rotonda”.

—Quiero destacar la suma importancia que ha tenido la participación ciudadana como garantía de un buen gobierno, cercano e incluyente —sostuvo Barrera Concha.

En conferencia de prensa, el edil meridano dijo que “hoy queremos afirmar que la modernización de la infraestructura en Mérida es posible si se hace de manera correcta y si se hace de la mano de los expertos y desde luego, cumpliendo todos los pasos de la ley y la transparencia que se promueve en este gobierno municipal”.

El paso inferior de la Glorieta de la Paz está cerrado desde hace más de cien días luego de las inundaciones ocasionadas por las tormentas tropicales y los huracanes que azotaron Yucatán el año pasado.

Luego de varios días de análisis de qué es lo que procede en este caso, Barrera Concha dijo que además de la obra anunciada, se trabajará de manera integral en la zona con el fin de definir vías alternas que permitan una mejor movilidad.

Anunció que en un par de días enviará la propuesta al Cabildo de Mérida para que inicie el proceso de licitación, con la confianza de que los regidores puedan aprobar esta iniciativa y podamos avanzar para pronto reabrir la vialidad.

—Que quede claro: Mérida continuará fomentando la colaboración ciudadana en la construcción de una ciudad donde la democracia no sea sólo un concepto, sino un valor que promueva la confianza en autoridades transparentes y ciudadanos involucrados en la consolidación de nuestro equipamiento urbano —advirtió.

Afirmó que somos una ciudad construida con un modelo de gobernanza que privilegia la participación de la ciudadanía, que establece puntos de encuentro e intercambio de opiniones y que busca acuerdos aún en las diferencias de opiniones.

En la conferencia de prensa llevada a cabo en el Centro Cultural Olimpo se dieron a conocer propuestas técnicas, sustentadas en estudios y proyecciones profesionales realizadas estos últimos meses por el Colegio de Ingenieros Civiles de Yucatán, y especialistas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (FIUADY) respecto al Distribuido Vial.

Subrayó que desde el principio de nuestra administración hemos puesto en práctica un Ayuntamiento que proyecta su capacidad de construir un modelo de gobernanza en situaciones difíciles, que privilegia la participación de los meridanos y sus instituciones colegiadas para establecer puntos de encuentro e intercambio de opiniones a través de foros y reuniones en la búsqueda de soluciones compartidas para nuestra ciudad.

Añadió que ante las múltiples y constantes dificultades que desde el año pasado ha venido presentando el distribuidor vial de Prolongación Montejo por Circuito Colonias, el Ayuntamiento inició la búsqueda de la mejor opción para dar una respuesta clara y concluyente al problema, y es por eso que se convocó de manera formal a los especialistas en la materia para que elaboren propuestas cuantificables que nos permitieran tomar las mejores alternativas de solución.

Agradeció el acompañamiento y respaldo como instituciones serias, calificadas, responsables y comprometidas con la ciudad en la toma de decisiones, con propuestas y escenarios claros para dar solución definitiva a la estructura del Paso Deprimido, obra de carácter vial que tiene impacto directo en la ciudadanía por lo que valoramos las aportaciones de los especialistas.

Recordó que esa vialidad presenta daños en más del 50% de su estructura. Sus paredes, el cárcamo y la carpeta de rodamiento están severamente afectadas, con cuarteaduras y filtraciones que hoy por hoy provocan que el agua del subsuelo siga brotando. Ese ha sido el motivo de que la vialidad lleve ya 130 días cerrada al tránsito vehicular.

—A los meridanos les agradezco su comprensión por el tiempo que nos ha llevado la promoción de consensos en la búsqueda de las mejores soluciones de esta condición estructural que se recrudeció con el paso de las tormentas tropicales que impactaron a Mérida el año pasado, pero que nos permite aún bajo estas circunstancias, impulsar una cultura de corresponsabilidad social.

—Tengan la plena seguridad que en ningún momento hemos dejado de actuar con responsabilidad y compromiso para devolver las condiciones técnicas y de seguridad necesarias para la reapertura de esta obra —indicó el primer edil.

Sostuvo que los expertos dedicaron el tiempo suficiente para el desarrollo de los estudios y proyecciones con el fin de obtener los mejores argumentos técnicos y, no políticos.