Tenemos una deuda con las mujeres escritoras

Tenemos una deuda con las mujeres escritoras

Jennifer Calderón, presidenta del colectivo literario Atorrantes, decidió, desde hace dos años, leer solo a mujeres. En el natalicio de Sor Juana plantea visibilizar más a las mujeres escritoras

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 12 de noviembre de 2021.- Desde hace dos años Jennifer Calderón Santana, presidenta del colectivo literario Atorrantes, tomó una decisión que ella llama política, pero en el fondo es mucho más que eso, leer sólo a mujeres.

—Es una decisión política por lo mismo que siento que tenemos una deuda. Conforme fui reflexionando sobre qué había leído y a quienes, es que decidí esto de leer desde el punto de vista de las mujeres porque no podemos ver solo un lado. Y hoy solo vemos un lado, una perspectiva. Entonces, hay que equilibrar las cosas, hablar de lo que se hace para que las personas las conozcan.

En el marco del Día Nacional del Libro, que se conmemora por el natalicio de Sor Juana Inés de la Cruz, Atorrantes lleva a cabo una serie de actividades dentro de las cuales el 20 de noviembre Calderón Santana estará junto con Socorro Chablé, Cristina Leirana y la activista y feminista Martha Ruiz hablando de iniciativas y movimientos que han surgido sobre la visibilidad de mujeres en la literatura.

—Hay una deuda histórica con las mujeres escritoras, en los libros de texto las y los alumnos leen en su gran mayoría a varones, y ¿cómo pedir que luego lean a mujeres si todo el tiempo han leído a los hombres? —se pregunta.

Por eso ahora, tanto en redes sociales, como en la academia, hay publicaciones, proyectos que rescatan a mujeres, surgen libros.

—Recuerdo que en la preparatoria conocí a Sor Juana y a Gabriela Mistral y no me dieron otra mujer. Es cierto, me enamoré de Cortázar, Borges, pero como que hay mucho por hacer. Y por eso desde hace dos años leo solo a mujeres. Yo misma sentía que le debo a muchas mujeres.

Y si bien sientes que nunca acabas de leer, que se va la vida en tantos libros, “pensé que era algo que hacer y he descubierto maravillas con las mujeres”.

Calderón Santana recuerda que es lectora desde hace mucho. “Mi madre falleció cuando yo tenía 10 años, y los libros fueron un refugio, pero no había mucho en mi casa, solo los condensados de Selecciones. En la prepa conocí a los clásicos”.

Ahora “estaba reflexionando en fechas alrededor de la escritura, y hay muchas, como el día del libro, del escritor. Son necesarias estas fechas. Pero ojalá un día pasemos de este nivel y superemos este índice tan bajo de lectura en este país”.

WhatsApp-Image-2021-11-11-at-3.24.28-PM-2

—El objetivo de esto es promover la lectura, hacerlo, puede sonar obvio, pero desde muy pequeños tenemos que hacerlo. Si bien en mi casa no había lectores, sí me leían cuentos en voz alta, no sabía leer pero los repetía, aunque parezca que no logras mucho, siembran una semilla, porque achocar libros es complicado —afirma.

Por eso recomienda la lectura en voz alta para las primeras infancias, y ahora en estas fechas en torno al Día Nacional del Libro se desarrollan actividades para todas las edades.

Atorrantes tiene varias actividades, como publicamos ayer, habrá presentaciones de libros en el Cereso varonil, porque es una actividad diferente, “no leer en los mismos espacios, sino llegar a distintos públicos, no sabes a quien le conecte”.

En su opinión, la existencia de organizaciones y colectivos literarios en Yucatan no es una moda. “Esa palabra no me cuadra en muchos aspectos, hay mas exposición y mas forma de llegarle a públicos, está la Alicy, el Taller de Hipogeo, Atorrantes, el CEY, cada quien en su estilo, nos une no solo hablar y escribir, sino ser promotores de lectura, escritura y cultura, eso nos une a los colectivos”.

En este momento también hay cada vez mas mujeres locales haciendo cosas muy interesantes, y así es más fácil conocer, hacer alianzas, y ahora con la pandemia tener estos encuentros de forma digital.

—La pandemia sacó exposiciones y proyectos que no se pudieron llevar a cabo, Liliana Santibáñez creó Corriendo con lobas en zoom, y las mujeres con una vida ajetreada se pueden conectar de este modo.

Calderón Santana escribe cuentos. “Ahora trabajo unos que voy a meter al taller que inicia el 20 de noviembre. Ahí no hay un género, hay poetas, crónica, cuento, novela, es muy variado. Será los martes a las siete en la Biblioteca José Martí, pero está abierto a quienes tengan la inquietud, pueden mandar un correo y asistir y trabajar un texto, porque Atorrantes no es un club cerrado. Es importante abrirse a otras asociaciones.

—Esto surge como un grupo de amigos y amigas que escriben y que les gusta la fiesta, pero hemos logrado proyectos, tenemos dos publicaciones y estamos en la tercera, Revelaciones, en conjunto con la Fototeca Pedro Guerra. Con base en las fotos desarrollamos proyectos, cuento poesía y crónica, pero lo que los une es la evocación del recuerdo, eso te conecta y te remueve, es la historia o el recuerdo, el motivo.

Ahora buscan apoyo para publicar ese proyecto. “La cultura ha estado muy golpeada, no es la prioridad, es como hoy en día vista como un hobbie, que es por pasar el tiempo, pero cuando muevan a la cultura esto pudiera ser mayor, hay que verlo como economía y que se proyecten políticas publicas.