Por fin, detienen a encargado de «Vida Yucatán», acusado de homicidio y violación

Por fin, detienen a encargado de «Vida Yucatán», acusado de homicidio y violación

Plantón de padres de joven que murió y de grupos feministas por una presunta violación cometida por Marco A. R.

Por Ana Celia Rodríguez

Mérida, Yucatán, a 14 de junio de 2021.- El pasado fin de semana la familia del joven Erick Jesús Quintal Manzanero, acompañada de un conjunto de colectivas feministas, se manifestaron a las afueras del centro de rehabilitación “Vida Yucatán” para exigir justicia por la tortura que vivió durante su estancia en dicho lugar, por parte de Marco A. R., encargado del anexo, al señalaron como el principal culpable de su muerte.

Tras dicha movilización, el día de ayer, domingo 13 de junio, las autoridades de seguridad estatales arrestaron a Marcos R. G, contra quien fueron interpuestas varias denuncias en su contra desde el 2015. Sin embargo, fue después de la protesta en la que se exigió justicia por las víctimas del sujetos, que las autoridades decidieron actuar.

Los padres de Erick, la señora Nery Manzanero y el señor José Quintal Chan, señalaron que lo ingresaron al centro, ubicado en el fraccionamiento Juan Pablo ll, el pasado 5 de mayo y el día 12 del mismo mes, les avisaron de su muerte, afirmando que se había tratado de un infarto, pero sin embargo ambos aseguraron que existen las pruebas suficientes para afirmar que lo mataron por inyectarle alguna sustancia que le causó una sobredosis.

“El cuerpo de mi hijo tenia marcas de tortura, sus muñecas estaban lastimadas, yo creo que lo esposaban, le inyectaron dosis de más de alguna sustancia. Mi hijo le dijo al famoso padrino que se empezó a sentir mal y lo llevó al Hospital O´horan, pero creo debió llamar al 911 o darse cuenta días antes; en cambio, lo subió con toda la calma al auto”, aseguró el padre de Erick. 

Nery Guadalupe mamá del fallecido, señaló que de igual manera someten a los jóvenes que ingresan a otros tratos crueles con la excusa de rehabilitarlos

“Los dejan sin comer dos o tres días, les dan electrochoques, los amarran, porque según es parte de la rutina. A mi hijo no me lo van a devolver, pero si podemos evitar que esto le suceda a mas personas”.

De igual manera se sumaron a la manifestación un colectivo feminista, pues una joven denunció de manera anónima que fue violada en el 2015 por Marcos, cuando fue anexada tras perder a su padre y refugiarse en las drogas.

“No olvidare el momento, se paro frente a mí y agarro mi ropa interior, la guardó en su pantalón y dijo que me haría una verdadera mujer. Me acorralo contra la pared y comenzó a besarme a la fuerza, al poner resistencia me dio un puñetazo, temía por mi vida y decidí no poner mas resistencia. Acabó con mi dignidad y esperanzas de vida”, relató la joven.