Envía ayuda el Gobernador Vila Dosal a comisarías y zonas residenciales inundadas

Envía ayuda el Gobernador Vila Dosal a comisarías y zonas residenciales inundadas

Por Rafael Gómez Chi

Luego de anunciar ayuda para las comisarías y zonas residenciales inundadas a causa de “Delta”, el Gobernador Mauricio Vila Dosal pidió a los yucatecos tener paciencia ante lo que fue un desastre natural atípico, “pues en cuatro meses nos pasaron encima tres tormentas tropicales y un huracán”.

En conferencia de prensa luego de un recorrido por comisarías de Mérida acompañado por el alcalde Renán Barrera Concha, el mandatario dijo que las opiniones «hay que dejárselas a los expertos”, en referencia a que numerosas personas han expuesto sus puntos de vista sobre lo que ocurre.

“Hay que tener paciencia, esto es un desastre natural y nos llevará semanas solucionar la situación, el nivel de manto freático tiene de 4 a 5 metros sobre el nivel del mar y eso sólo te lo explicas cuando se combinan fenómenos naturales, que se empaten una tormenta tropical con un huracán”, dijo.

La mañana de este viernes estuvo en Kikteil, comisaría de Mérida, donde se comprometió a llevar una pipa para extraer el agua, además de despensas y ropa para las familias afectadas por el huracán. “Junto con el alcalde Renán Barrera seguimos supervisando los trabajos de limpieza de calles, retiro de árboles y ramas caídas. Seguimos trabajando por las familias yucatecas unidos como uno sólo”, dijo.

“También recorrimos Sierra Papacal, comisaría de Merida, donde me comprometí a mandar una pipa para extraer el agua en esa zona, así como ropa y apoyos alimentarios”, agregó.

Detalló que a Noc Ac, dos perforadoras de pozos, dos pipas y bombas de agua; a Cosgaya enviarán una pipa y una perforadora; y a Komchén, dos pipas y perforadoras.

Explicó que la ayuda que ya se envió a Las Américas y Ciudad Caucel son seis perforadoras de pozo y ochos pipas en cada unidad habitacional, además de lo que ya destinaron el Ayuntamiento y la constructora Sadasi en el primer caso.

El Gobernador informó que temprano por la mañana habló con el superintendente de la Comisión Federal de Electricidad para saber cómo va el tema de la energía eléctrica y dijo que le respondió que se cortó el suministro eléctrico  porque ahí los registros son subterráneos, lo que ahora representa un riesgo para la ciudadanía y los trabajadores de la paraestatal porque están inundados.

Sostuvo que hay que esperar que baje el nivel del agua para volver a activar el suministro eléctrico, lo que puede demorar un par de días más. Por eso también pidió paciencia.

“Lo que dicen los expertos hidrólogos es que el agua del manto freático en Mérida subió entre cuatro y cinco metros por encima del nivel del mar. Cuando llueve, el agua va al subsuelo y ahora está lleno, no tiene por dónde ir, además de que todo lo que llueve en el sur del estado viene por corrientes subterráneas buscando su salida al mar; por eso aunque ha dejado de llover, en algunos puntos del norte y las comisarías vemos que el agua sigue brotando”, dijo.

Reiteró que la temporada de lluvias y de ciclones ha sido atípica, pero agregó que no se dejará de apoyar a los yucatecos.

Vila Dosal dijo que aún no se han cuantificado los daños que dejó el huracán “Delta” en los puertos yucatecos y en la capital del Estado. Indicó que en una semana más tendrá listo el reporte completo. Por lo pronto, esta tarde visitará El Cuyo para saber cuál es la situación.

Preguntado sobre la eliminación del Fondo Nacional de Desastres Naturales y la visita de mañana del Presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que le reiterará al mandatario federal que la situación no es de ahora, sino desde el mes de junio, y que es necesario apoyar al campo porque es el que ha sentido más los efectos de las tormentas tropicales.

“Urge tener recursos, el Fonden desaparece hasta el otro año, pero con él o sin él debemos tener claridad en cuál va a ser la ayuda que se le dará a los Estados en el tema de los desastres naturales”, insistió el mandatario.