El futuro de la energía solar

El futuro de la energía solar

Aunque en México es vergonzosa la actitud de la SCJN de rodillas ante el Presidente, la energía proveniente del sol tendrá un papel protagónico

Por Raúl Monforte González

Mérida, Yucatán, 13 de abril de 2022.- Es una verdadera tragedia la sumisión demostrada por los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ante las presiones del Presidente de la República en una clara e indebida injerencia de un poder sobre del otro, para conseguir que no se declaren inconstitucionales las modificaciones a la Ley de la Industria Eléctrica, que claramente lo son.

Con esto se hipoteca el futuro de las generaciones más jóvenes de mexicanos y mexicanas e incluso el de las que aún no nacen, al obligarlas a continuar utilizando electricidad sucia, cara, insegura, y que impide combatir el cambio climático global, además de destrozar la competitividad de las empresas mexicanas. 

A pesar de este episodio históricamente vergonzoso para el poder judicial de nuestro país, el mundo avanza en otro sentido, y aún conservo la esperanza de que este solamente sea un obstáculo gigantesco que nos costará muchísimo a los mexicanos salvar, pero que finalmente lo lograremos. 

Con todo, la energía solar jugará un papel preponderante en la misión de descarbonizar las redes eléctricas en todo el mundo, aunque no será la única. 

La mejora contínua y disruptiva de la tecnología solar y otras energías limpias está permitiendo e impulsando un crecimiento a gran velocidad en el despliegue de estas fuentes para abastecerse de electricidad al costo más competitivo que existe.

architecture clouds dawn downtown
Photo by Pixabay on Pexels.com

En estas condiciones, es posible pronosticar, siempre y cuando se cumplan una serie de variables, una profunda descarbonización de las redes eléctricas globales para el año 2035, tal y como se requiere para poder alcanzar los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), a la que todos los países se comprometieron en el Acuerdo de París, quedando México excluido de esta posibilidad por culpa de 4 antipatriotas mexicanos.

No solamente es obligatorio transitar a fuentes limpias y renovables de energía con un claro protagonismo de la solar, sino que además es necesaria la electrificación masiva de las cosas, es decir, convertir todos los dispositivos, máquinas y en general elementos que utilizan y consumen combustibles fósiles en edificios, el transporte y la industria, tales como calentadores de agua o de ambiente, estufas y hornos, vehículos de pasajeros y de carga, y otros, para que funcionen con la electricidad limpia que idealmente dominará en las redes en las próximas décadas, que contribuirá a una descarbonización más amplia de todo el sistema energético, y no solamente el eléctrico como hoy lo conocemos.

La gran esperanza está puesta en que a pesar de no existir políticas públicas que incentiven las energías limpias y renovables o de que incluso contemos con políticas francamente en contra de su avance como está sucediendo en México, las fuerzas del mercado y los avances tecnológicos impulsen un cambio disruptivo que nos regrese pronto al camino correcto, del que momentáneamente nos han apartado cuatro jueces, incluyendo a quien encabeza ese poder, a los que la historia les tiene reservado un sitio muy especial para inscribir su nombre y su legado: una cloaca.
© Copyright 2022. Raúl Asís Monforte González. Todos los derechos reservados.

E-mail: [email protected]
Facebook: Raúl Asís Monforte González. Twitter: @raulmonforteg