Por unanimidad, LXIII Legislatura modifica leyes secundarias para matrimonio igualitario

Por unanimidad, LXIII Legislatura modifica leyes secundarias para matrimonio igualitario

Ahora depende del Poder Ejecutivo que las reformas se publiquen en el Diario Oficial para que ya puedan casarse o vivir en concubinato las personas del mismo sexo sin que se violen sus derechos. Larga batalla jurídica, social y cultural de una sociedad como la yucateca

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 1 de marzo de 2022.- El mes de la primavera comenzó con el pie derecho. La LXIII Legislatura votó hoy de manera unánime los cambios a la Ley del Registro Civil y el Código de la Familia del Estado de Yucatán para que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea una realidad en Yucatán.

Ahora todo dependerá de cuánto tiempo se lleve el Ejecutivo para publicar en el Diario Oficial estas modificaciones a fin de que entren en vigor, lo que puede ocurrir en cualquier momento, porque no son necesarias adecuaciones físicas en el Registro Civil ni capacitación a las y los jueces.

En la tribuna, durante la discusión la legisladora Vida Gómez Herrera demandó al Poder Ejecutivo celeridad en la promulgación de las reformas, porque “la lucha no acaba aquí, aún hay mucho por trabajar, mucho corregir y avanzar en materia de Derechos Humanos, en Yucatán”.

La diputada de Movimiento Ciudadano recordó que la anterior legislatura reformó la Constitución en materia de matrimonio igualitario “tras una larga batalla de resistencia que libraron grupos defensores de los derechos humanos y personas activistas de la diversidad sexual”, pero lamentó que “las modificaciones constitucionales que aprobó la Legislatura local anterior, bajo la presión social y judicial, estuvieron condicionadas en su ejecución y no fueron suficientes”.

“Incluso sembraron confusión en la sociedad porque se modificó la Constitución, pero no las leyes secundarias y eso provocó la insuficiencia de que aquella reforma tan esperada. Sí, fue insuficiente, porque desde su publicación en septiembre del año pasado, a la fecha, el Registro Civil de Yucatán no ha realizado ningún matrimonio de parejas del mismo sexo, al menos ninguno sin que fuera necesario interponer un amparo”, recordó.

“Hasta hoy, la falta de armonización de estas dos leyes siguen siendo el obstáculo para que las parejas del mismo sexo puedan contraer matrimonio en el estado”, señaló.

Recordó también el objetivo de las y los legisladores, que es el de “construir un Yucatán más igualitario, en este tema y en los que vengan, pues más allá de las creencias personales o de ideales partidistas debe prevalecer el compromiso que tenemos con la sociedad y con la constitución”.

En agosto de 2021 la anterior Legislatura aprobó con 20 votos a favor y cinco en contra los cambios al artículo 94 de la Constitución local en materia del matrimonio igualitario. En esa legislatura la diputada Rosa Adriana Díaz Lizama fue una de las cinco personas que votaron en contra de las reformas. Hoy, su hija, Pilar Santos Díaz votó a favor de las reformas a las leyes secundarias.

La diputada Karla Franco Blanco refirió que hoy se modificaron los artículos 10, 49 y 201 del Código de Familia y 22, 26 y 64 de la Ley del Registro Civil.

Expuso que el dictamen se dio bajo “los más altos estándares de los derechos humanos previstos en diversos instrumentos internacionales, considerando que el fundamento y único argumento que debe prevalecer, es la dignidad humana, instrumentada por principios rectores, como son la igualdad y el libre desarrollo de la personalidad”.

Dijo que estos cambios normativos forman parte “tanto de la evolución interpretativa de nuestro máximo tribunal constitucional del país, así como de una lucha social intensa para lograr el reconocimiento pleno de los derechos de igualdad, no discriminación, libre desarrollo de la personalidad y, el de autodeterminación de las personas”.

“Es imperante señalar que la institución familiar se conserva como forma básica de una organización social y un pilar fundamental de cohesión social, sin embargo, su estructura y la interrelación que existe entre sus miembros es relativa y no se conforma con base a un modelo tradicional de familia, sino que existen familias homoparentales que deben ser reconocidas en la ley”, advirtió.

“Con estas reformas, mandamos un mensaje fuerte y claro a la sociedad, que luchamos por eliminar la discriminación, que luchamos por fomentar relaciones sociales pacificas. Luchamos por brindar certeza jurídica a quienes, así lo deciden, tengan la posibilidad de construir una familia con los derechos y obligaciones que deriven de una unión legal, Sin discriminación”, aseguró.

La diputada Manuela Cocom Bolio aseguró que estas reformas “son congruentes con los objetivos de la Sexagésima Tercera Legislatura y sus integrantes, primeramente porque se cumple a cabalidad con los mandatos expresos en el texto constitucional de la entidad; segundo, porque se trata de un acto legislativo de avanzada”.

En la sesión también habló a favor del dictamen la diputada Alejandra Novelo, coordinadora de la Fracción Legislativa del Movimiento de Regeneración Nacional.