Es difícil denunciar la violencia de parte de una mujer: IMM

Es difícil denunciar la violencia de parte de una mujer: IMM

La directora del Instituto Municipal de la Mujer, Fabiola García, señala lo anterior ante el clima de inseguridad y falta de credibilidad de las instancias de justicia. Atienden a cinco estudiantes de las universidades involucradas en el tema de la violencia digital y sexual

Por Karen Segura Rodríguez

Mérida, Yucatán, 27 de enero de 2022.- Cinco estudiantes víctimas de la violencia digital de la red de trafico de material íntimo que se destapó hace unos días se han acercado a Instituto Municipal de la Mujer (IMM) para pedir ayuda psicológica, emocional y legal ante el caso.

Hace un par de días el alcalde Renán Barrera Concha dio a conocer esta información mediante un live de Facebook donde aseguró que el Instituto se encontraba comprometido con la atención a estas jóvenes que buscaron apoyo en la dirección municipal. 

En entrevista para El Cronista Yucatán, Fabiola García Magaña, titular del IMM, confirmó esta información y comentó el trabajo que se encuentran realizando con las víctimas, así como en general con el tema de la violencia digital, el cual aseguró se vive día con día en todos los niveles sociales.

“En el caso de las jóvenes que se acercaron al Instituto ellas solicitaron atención emocional e intervención en crisis, desde luego comulgamos con esta solicitud y con el tema de la confidencialidad, pues de otra manera no se sentirían a gusto y ni siquiera mirarían al Instituto como una red de apoyo segura para ellas. Nosotros intervenimos en base a estos requerimientos con ellas”, declaró la directora.

“Considero, por lo que he escuchado de ellas, que todavía les puede tomar la decisión de poner una denuncia. Y aunque podamos tener al mejor equipo de abogadas en el Instituto, la decisión les compete a ellas”, señaló.

La directora indicó que en este momento las víctimas priorizan trabajar la parte emocional para poder reestructurar todo el daño que les ha causado verse involucradas involuntariamente en este tema.

“Cuando ellas escuchan el panorama de la denuncia, hay definitivamente un clima de inseguridad, de falta de credibilidad a las instancias de justicia y tampoco las culpo. Nosotras tratamos de generar las estrategias para acompañarlas y no soltarlas hasta que ellas tomen la decisión, pero sí les ha estado costando mucho trabajo”, aseguró

“Frases como <<Tienes que denunciar>> están prohibidas en el IMM y el equipo de especialistas lo sabe. Se trabaja en base a sus tiempos y proceso”, precisó

Garcia Magaña indicó que en lo que va de las dos administraciones al frente del Instituto a la fecha se han atendido cerca de 40 casos por violencia digital de las cuales a penas 5 han decidido denunciar y llevar sus casos ante la justicia.

“De estas cuarenta, el 80 por ciento solo tiene un proceso psicológico, pues abrirse a la problemática de lo legal les cuesta bastante por el tema emocional, por el miedo o el temor de volver a ser expuestas en un documento o una carpeta de investigación. Sin embargo nosotras promovemos el ejercicio de sus derechos y uno es precisamente el derecho que ellas tienen a denunciar, con el seguimiento adecuado del equipo del Instituto”, puntualizó.

Recordó que el Instituto ofrece talleres gratuitos para darle a conocer tanto a hombres como a mujeres cuales son las problemáticas y consecuencias de la violencia digital. 

Señalo que si bien han trabajado con algunas universidades estos talleres, ninguna de las instituciones involucradas en este tema han requerido de estos servicios.

“Vamos a intentar acercarnos a estas y ofrecerles el catalogo de servicios. De igual manera, en la pagina del Ayuntamiento de Mérida en la parte del Instituto de la mujer pueden solicitarlos”, dijo.

La Anáhuac, cómplice

Por su parte, la Colectiva Sororidad Anáhuac informó en sus redes sociales que ante la agresión verbal y amenazas que vivió una de sus integrantes, decidieron retirarse del movimiento por motivos de seguridad e integridad física.

Denunciaron que la Universidad Anáhuac es complice e indiferente ante las denuncias de violencia digital que se han dado a conocer.

Señalaron que temen por las represarías que podrían surgir en el futuro por parte de la universidad, pues varias de ellas ya son estudiantes de ultimo año.

“La Universidad Anáhuac Mayab se ha mostrado indiferente ante las denuncias, lanzando un comunicado únicamente para decir que se esta haciendo algo al respecto, pero realmente es una escuela que no se preocupa por nuestra seguridad”, dice el comunicado. 

Puntualizaron que tanto directivos, maestros, alumnos y las autoridades del estado han hecho un “pacto de silencio” en el que este tema no se va hablar más.

Finalmente pidieron evitar caer en la desinformación, ya que no existe una segunda cuenta de Sororidad Anáhuac, pues aseguraron que muchas personas quieren utilizar este tema como marketing.