Vila intenta renegociar la deuda pública

Vila intenta renegociar la deuda pública

Con la solicitud de un crédito por 3 mil 420 millones 399 mil 382 pesos, la administración del Gobernador Mauricio Vila Dosal, pretende refinanciar nuevamente la deuda pública que actualmente asciende a 4 mil 547 millones 789 mil pesos.   

De acuerdo con la licitación a la que tuvo acceso El Cronista Yucatán y que fue publicada en el Diario Oficial del Estado el pasado 13 de agosto, este recurso sería destinado para tres de los cuatro préstamos adquiridos con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).   

El primero de ellos realizado por la administración de la Gobernadora Ivonne Ortega Pacheco el 22 de julio de 2011 por mil 300 millones de pesos y que fue destinado al rescate integral del Centro Histórico de Mérida, la construcción del Malecón Internacional de Progreso, proyectos medioambientales y de transporte público, entre otros. 

El segundo corresponde el crédito solicitado en noviembre de 2013, por 317 millones 268 mil pesos aprobado por el Congreso Local y que según explicó en su momento el Gobernador Rolando Zapata Bello, serviría para la adquisición de material de monitoreo y supervisión de seguridad, la compra de nuevas patrullas y para incrementar la infraestructura de impartición de justicia. 

En tanto, se contempla también la reestructuración del préstamo adquirido en noviembre de 2017 por 487 millones 200 mil pesos, utilizados para la construcción del Centro Internacional de Congresos (CIC) ubicado en la Av. Colón con Calle 60. 

Aunado a esto, la administración estatal también pretende renegociar la deuda con el Banco Mercantil del Norte (Banorte), contratada en 2016 y que ascendió a mil 500 millones de pesos, destinados para el programa Escudo Yucatán y que se paga a un plazo de 180 meses.   

Esta sería la segunda operación que realice el gobierno 2018-2024 con el fin de reducir la deuda pública de Yucatán, pues como se recordará, en julio pasado el Congreso del Estado aprobó la reestructuración del contrato del Gran Museo del Mundo Maya, lo que según explicaron, generó un ahorro de mil 500 millones de pesos.   

La deuda original fue adquirida por Banorte y el gobierno estatal pagará 4 mil 815 millones de pesos y no 6 mil 415 millones como se tenía estipulado.   

De acuerdo con la licitación, será el próximo 11 de septiembre cuando se dé a conocer a la o las instituciones financieras ganadoras.