Presenta PRI punto de acuerdo para revisar políticas sobre salud mental

Presenta PRI punto de acuerdo para revisar políticas sobre salud mental

No hay resultados claros. Yucatán ocupa tercer lugar en suicidios. Fabiola Loeza presenta el punto de acuerdo

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 13 de octubre de 2021.- La fracción legislativa del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propuso hoy la revisión de las políticas públicas que se han implementado en Yucatán para el combate el suicidio debido a que “los resultados en el Estado no han sido claros y no se ha logrado revertir esas muertes con afectaciones en hombres y mujeres en diferentes modalidades, ámbitos, y sin importar las edades”.

La diputada Fabiola Loeza Novelo presentó a nombre de la bancada que coordina el diputado Gaspar Quintal Parra, un punto de acuerdo que incluye la solicitud de información al secretario de Salud, Mauricio Sauri Vivas, sobre las acciones y medidas que se han llevado a cabo en la evaluación, diagnóstico, tratamiento digno y rehabilitación de personas con trastornos mentales y que reciban servicios en instituciones de salud pública, privada y social de Yucatán.

Asimismo, comprende un exhorto a la Secretaría de Salud del Poder Ejecutivo y a los ayuntamientos a fin de fortalecer las acciones que permitan el cumplimiento a lo dispuesto en la Ley de Salud Mental del Estado y también solicita emprender una política de prevención, detección y atención de la salud mental de niñas, niños y adolescentes inscritos en el sistema educativo público.

Quintal Parra destacó que los poderes públicos y los ayuntamientos de Yucatán, requieren información actualizada para no duplicar esfuerzos, y en un ambiente de coordinación cada quien aporte dentro del ámbito de su competencia, acciones de prevención, detección y atención de la salud mental, con el fin de dar una respuesta a las familias que exigen políticas públicas adecuadas para combatir el suicidio.

Luego de recordar que el pasado 10 de octubre se conmemoró el día de la Salud Mental, promovido por la Federación Mundial de la Salud Mental, con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que en los años 2020 y en este 2021, la situación de la salud mental, los trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias, así como por el suicidio se han visto agravados derivado de la pandemia del Covid.

—Sus consecuencias afectan la economía, generan ansiedad y/o depresión extrema por miedo al contagio; esto aunado a las medidas de mantenerse en casa, la falta de socialización, las adaptaciones al teletrabajo y su relación con la desconexión, la normalización de la violencia que se promueve en los medios digitales; así como otros problemas como: la predisposición personal, el alto consumo de alcohol y drogas, la cultura del estigma que prevalece en relación con la atención de problemas mentales con profesionales como psicólogos y psiquiatras, entre otros —dijo.

Señaló que en Yucatán la salud mental representa un tema prioritario. La depresión en el año que transcurre derivado de los efectos y causas de la pandemia, conforme el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud Federal tuvo un incremento del 36.5% en relación con el año 2020.

Asimimo, dijo que la tasa de fallecimientos por suicidio es de 10.2 por cada 100 mil habitantes; lo que nos coloca en el tercer lugar nacional con mayores índices de suicidio, con una cifra de 69.23%. Datos alarmantes si consideramos que la tasa de suicidio es más alta en el grupo de jóvenes de 18 a 29 años, ya que se presentan 10.7 decesos por esta causa por cada 100 000 jóvenes a nivel nacional.

A través de diversos medios informativos y conforme las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía conocimos que en lo que va de este año, se han sumado 163 casos de suicidio, representando un 58% más que en el año 2020,[1] sobre todo en los municipios de Mérida, Kanasín, Umán; seguido de Valladolid, Hunucmá y Progreso, indicó.

Expuso que la agenda legislativa del Partido Revolucionario Institucional considera necesario revisar la normativa relacionada con la salud mental y verificar que toda política pública encaminada a su preservación cuente con la capacidad presupuestal suficiente para la atención y prevención del suicidio.

—Consideramos imprescindible transparentar los montos que se han invertido en revertir las estadísticas, así como los planteamientos de especialistas que permitan a toda persona vivir con bienestar físico y mental; y en suma, los avances en el cumplimiento de la política de fomento, la promoción y preservación de la salud mental, así como la evaluación, diagnóstico, tratamiento digno y rehabilitación de personas con trastornos mentales que reciban servicios en instituciones de salud pública, privada y social de Yucatán, en términos de la Ley de Salud Mental  vigente en nuestra entidad.