Congreso del Estado disminuirá presupuesto en 16 por ciento para el 2022

Congreso del Estado disminuirá presupuesto en 16 por ciento para el 2022

Reducen 10 por ciento del personal, quitan pago de celulares a administrativos y eliminan bonos a los de confianza, entre otros

Por Rafael Gómez Chi

Mérida, Yucatán, 13 de octubre de 2021.- El Congreso del Estado acordó solicitar al Ejecutivo que destine un presupuesto de 140 millones de pesos para 2022, es decir, una reducción del 16 por ciento con respecto de los 167 asignados para el 2021 y que las y los diputados de la anterior legislatura señalaron como insuficiente.

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Víctor Hugo Lozano Poveda, afirmó en la tribuna de la sesión del pleno de hoy que “para el próximo año lograremos trabajar con un presupuesto de 30 millones de pesos menor, solicitando un presupuesto 16% más austero del que requirió la última legislatura”.

—El Informe Legislativo 2021 realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad nos reconoció como el segundo Congreso con el presupuesto más austero de todo México, por lo que con estas medidas continuaremos el compromiso de eficiencia que adquirimos con la ciudadanía —afirmó.

Lozano Poveda dijo que debido al interés que tiene esta legislatura en la rendición de cuentas, casi el 40% de todo el presupuesto del Poder Legislativo se destinará a la Auditoría Superior del Estado con 89 millones de pesos, casi el doble del porcentaje de lo que recomienda el IMCO que debe tener cada auditoría estatal.

—Con estas acciones, reiteramos los principios y valores que queremos dejar marcados en la legislatura y en nuestra forma de trabajar en cuanto al manejo de recursos públicos —afirmó.

Pidió tratar con “profunda seriedad” los cambios administrativos muy necesarios a los que se enfrentará este Congreso durante el primer año de la LXIII Legislatura.

—Nos toca hacer una evaluación de los recursos que se han ejercido y explorar alternativas que nos permitan incrementar la eficiencia de los mismos apelando a un principio de austeridad, pero también de máxima eficiencia y que ambos queden plasmados el 15 de octubre cuando nos corresponde determinar el presupuesto con el que contará el Congreso del Estado para el siguiente año.

Recordó que pidieron un análisis profundo de las finanzas del Congreso al salir la legislatura anterior para tener claro y en orden cómo recibieron la nueva administración, lo que les permitió saber cuáles son las áreas de oportunidad en materia presupuestaria y de transparencia.

Afirmó que fue en unanimidad con los coordinadores parlamentarios que conforman la Junta de Gobierno y Coordinación Política que se acordó la propuesta de Presupuesto para el Congreso, con lo que “damos un paso más hacia la construcción de un Congreso coherente con sus principios y consciente de su contexto: actuando con responsabilidad en el uso de los recursos públicos, que pertenecen a las y los yucatecos”.

Para poder ahorrar, dijo que en primera instancia, se hará una reducción del personal administrativo del 10% la cual vendrá acompañada de una reingeniería en las áreas que conforman este poder legislativo. “Esto, con el objetivo de garantizar un desempeño más eficiente, aprovechando al máximo las capacidades y aptitudes de las personas que laboran en este recinto”.

Sobre este punto ya hay quejas de personal sindicalizado que sostiene que pretenden correrlo obligándolos a firmar sus finiquitos sin la intervención o la ayuda de la organización a la que pertenecen.

En segundo lugar, se cancelará la partida del pago de celulares, que si bien es algo que las y los diputados ya habían dejado de tener, ahora se hace para el personal administrativo, operativo y legislativo.

Y en tercer lugar y el cual también es tema de gran relevancia en esta serie de cambios profundos, es la eliminación de bonos y prestaciones fuera del reglamento que rige al personal de confianza, las cuales se otorgaban de manera automática y mecánica.

—Es momento de honrar la confianza que la sociedad nos ha dado a través de su voto y no hay mejor manera de hacerlo que con un presupuesto responsable y a la altura de la situación a la que nos enfrentamos. No son tiempos de dispendios, son tiempos de eficiencia; no son tiempos de excesos, sino de austeridad.

El mecanismo de asignación de presupuestos para las entidades públicas es que lo poderes y organismos autónomos deben enviar sus propuestas el Ejecutivo para que las incluya en el paquete fiscal dentro del rango de los Egresos. Finalmente, son las y los legisladores quienes tienen la última palabra al respecto.