Lectura al alcance de todos: Karla Franco Blanco

Lectura al alcance de todos: Karla Franco Blanco

El PRI impulsa desde el Congreso del Estado una ley para que bibliotecas sean virtuales y espacios activos para toda las personas

Por Redacción

Mérida, Yucatán, 27 de abril de 2022.- Para generar que la lectura sea accesible para todas las personas sin importar el lugar en donde se encuentren, la diputada del PRI, Karla Franco Blanco, presentó una iniciativa para crear la Ley de Bibliotecas del Estado de Yucatán, la cual hace énfasis en el funcionamiento adecuado de éstas en la virtualidad y que sean espacios activos para el estudio y el entretenimiento.

Desde la Tribuna del Congreso del Estado, explicó que el indicador dela población alfabeta mayor de 18 años que lee libros, revistas, periódicos o páginas de internet ha ido decreciendo, pues de acuerdo con datos del Módulo sobre Lectura (MOLEC) del INEGI, en febrero 2021 era del 71.6 por ciento, mientras que en el año 2020 fue del 72.4 por ciento y en el 2019 se alcanzó el 74.8.

Además, abundó que la población adulta que declaró leer más libros en el promedio de un año fue de 3.7 ejemplares, considerando que la pandemia motivó la práctica de la lectura a través de la adquisición de libros, revistas y material de lectura en forma digital, por lo que en ese contexto las bibliotecas adquieren gran importancia y es momento oportuno de revalorar su funcionamiento.

En nombre de la Fracción Legislativa del PRI, Karla Franco señaló que es necesario   promover las adaptaciones necesarias para que las bibliotecas continúen cumpliendo su objetivo en la actual contingencia sanitaria, tanto lo relacionado con su  infraestructura física como con su funcionamiento adecuado en la virtualidad.

Por tal razón, con esta nueva ley se garantizará que las bibliotecas de Yucatán estén  al alcance de todas las personas sin importar donde se encuentren, así como reconocer a quienes desarrollan esta labor, y que sin duda, requiere de especialización y preparación continua.

“A través de esta iniciativa, pretendemos que las bibliotecas públicas estatales y municipales sean un espacio activo, dinámico e integral donde convivan el estudio, la cultura y el entretenimiento, para que  se genere el interés por acudir a ellas y realizar diversas consultas, procurando que se ubiquen en espacios físicos pero también virtuales, y que a través de mecanismos se promuevan y fomenten la lectura, así como la realización de actividades como pláticas, cursos de capacitación, y en general, se cuente con material didáctico que les facilite la continuación de estudios”, sostuvo.

Con esta iniciativa se promoverá la donación e intercambio de libros, la organización de pláticas, la creación del rincón de lectura e intercambio literario, charlas motivadoras, eventos con invitados especiales, conversatorios, presentaciones de libros y actividades en forma presencial o virtual.

Además, espacios para la dotación de papelería, material didáctico y en general, insumos necesarios para que quienes acudan puedan cumplir con sus requerimientos escolares, incentivando y promoviendo el conocimiento, y con ello, la innovación y creatividad humana.

Karla Franco señaló que la ley establecerá que la infraestructura de las bibliotecas debe ser determinada por los servicios que se prestan al interior, a un bajo costo, en un lugar confiable, seguro y cómodo.

En eso sentido propuso que cuenten con un área de estudio y otra de esparcimiento; las que consideren un área multimedia, espacios para brindar asesorías, pláticas y talleres; y en el área de recreación, se compartan películas, eventos deportivos y culturales en una cineteca, videojuegos y se promueva como un espacio para las expresiones culturales urbanas, la música, literatura, danza y deporte.

La diputada detalló que su iniciativa se integra por ocho capítulos y 21 artículos, los cuales contemplan el reconocimiento de los objetivos de una biblioteca; la rectoría de la Secretaría de Educación y de los Ayuntamientos para que, contando con la suficiencia presupuestal, determinen que éstas cuenten con infraestructura adecuada y accesible para cualquier persona usuaria; así como la profesionalización y especialización de su personal.

Asimismo se incentivan las bibliotecas digitales y las móviles,  y que existan estímulos fiscales para aportar la inversión, donación o el mejoramiento de bibliotecas, entre otras.

“La Fracción Legislativa del PRI considera que las bibliotecas son detonantes para el progreso continuo de la sociedad, lo que se verá reflejado en la adquisición de conocimientos, por lo que debemos propiciar que sean un lugar donde las competencias, habilidades, aptitudes puedan ser adquiridas, desarrolladas y expresadas”, precisó.